El preciado metal se mantiene con una tendencia bajista. Esto se puede ver en el gráfico a través de la vigencia de la línea bajista vigente desde octubre de 2012 y tras el quiebre de líneas alcistas.

 Un cierre diario por encima de $1,670 podría darle momento en el corto plazo al valor de la onza. Mientras que recién quebrando $1,705 el escenario bajista perdería vigencia, abriendo las puertas a una suba mayor.

 Hacia la baja, el cierre por debajo de $1,650 agregaría presión bajista, incrementando las probabilidades de un descenso a probar una zona de soporte clave en torno a $1,630.

oro w
ORO SEMANA
oro
ORO DIA