La cotización del oro logró la pasada semana cerrar en positivo y recuperar terreno tras haberse desplomado en la anterior. Tras lograr aguantar por encima de $1.330, se disparó, incluso superando por momentos $1.400. Pero no pudo estabilizarse por encima de dicho nivel.

Hasta que no lo logré hacerlo, la perspectiva alcista del oro mostrará grandes dudas, ya que el momento de largo a mediano plazo sigue favoreciendo el camino bajista.

En el corto plazo, de consolidarse por encima de $1.400 se abrirán las puertas a una suba mayor con objetivos en $1.420 y luego de seguir $1.440. En el camino bajista, de consolidarse por debajo de $1.380 comenzaría a perder brillo, mientras que de llegar a precios inferiores a $1.367/72, el momento bajista se incrementaría.

ORO - 4 horas
ORO – 4 horas