La cotización del preciado metal se ha movido con relativa calma durante febrero tras un enero un poco agitado, en donde había amagado con romper al alza, pero terminó sin grandes cambios.

En el gráfico de día se ve que el par aún se mantiene con una tendencia bajista, aunque con soportes importantes y que en los últimos días ha realizado recorridos laterales, sin una directriz clara.

Zonas a considerar:

 Al alza, la primera resistencia se ubica en $1.685 y luego la zona de la línea de tendencia bajista (actualmente por $1.695), aunque una consolidación por encima de $1.700 sería un indicio alcista más claro. De producirse esto último, es de esperar una aceleración al alza con objetivo inicial en $1.715.

 El camino bajista cuenta con el primer soporte en una línea de tendencia alcista, que actualmente cruza por $1.657. Por debajo de este nivel el próximo soporte se ubica en $1.650. De romper este último, las miradas pasarán a $1.625, que es el último soporte importante antes de un regreso por debajo de $1.600.

ORO DIA
ORO DIA