La cotización del oro llegó a máximos de diciembre en $1.723 el miércoles luego de la decisión de la Reserva Federal, pero no logró mantenerse cerca de los máximos y retrocedió, terminando el día casi sin ganancias.

 La forma en que culminó el miércoles dio señales de alerta de un posible retroceso mayor que se comenzó a materializar durante la sesión asiática. En horas europeas la caída continuó y el oro perdió la zona de $1.700.

La caída frenó en proximidades a una línea de tendencia alcista, que tomó importancia en este mes al ser respetada en varias oportunidades. Actualmente ofrece soporte en torno a $1.685, por lo que si entre hoy o mañana se produce un cierre diario por debajo de dicho nivel, entonces las probabilidades de una caída mayor se incrementarían. Los potenciales objetivos bajistas se ubican en $1.670 y $1.645.

La zona actual también es propicia para un rebote importante, si es que logra sostenerse. Para ganar momento alcista, la cotización debería de trepar por sobre $.1708.

ORO – Día