- Resumen y panorama del mercado de divisas 13/04/2013 -
– Resumen y panorama del mercado de divisas 13/04/2013 –

Los mercados financieros vivieron otra semana intensa. En el forex hubo quiebres de divisas claves, entre las commodities el oro rompió un soporte de largo plazo y en Wall Street siguieron los máximos históricos. Las mejores monedas fueron las ligadas a commodities, lideradas por el dólar de Nueva Zelanda.

El rally de las acciones en las principales bolsas del mundo siguió dándole soporte a la demanda por monedas más riesgosas. La continúa suba de las acciones comienza a sembrar dudas sobre potenciales correcciones que puedan ocurrir. De suceder, el dólar debería de ser una de las monedas más beneficiadas.

Pero la historia del dólar ya no es la misma que semanas atrás. Los datos de EE.UU. ya no están arrojando sorpresas positivas y la posibilidad de ver mayores tasas de crecimiento en el crecimiento económico se han reducido en los últimos días, removiendo atractivo a la moneda americana. Esta semana las minutas de la Reserva Federal mostraron cierto disenso en el FOMC (poco visible en los comunicados de la FED) que no sirvió para impulsar al dólar.

La perspectiva se ha debilitado, aunque de todas formas, EE.UU. mantiene una diferencia significativa de desempeño económico con Europa.

Las monedas europeas subieron contra el dólar, sin muchos argumentos por el lado de la economía, pero si con mejores indicadores de los mercados financieros, que por ahora no se ven afectados por la economía real, ni por la crisis en Chipre, ni la política en Italia.

Tanto el EUR/USD como el GBP/USD se mantienen en modo de corrección (alcista) moderada, con lugar para retrocesos que no pondrían en peligro esta perspectiva. Pero las dudas siguen surgiendo desde el lado fundamental.

Entre las europeas, la libra fue la de peor rendimiento. Había amagado en un momento con romper con el tono pesimista pero duró poco. Parece que hasta que Carney no asuma y presente sus planes, habrá que esperar una débil libra en el mercado.

Importantes quiebres técnicos en el NZD/USD y AUD/USD

No hubo reportes económicos, ni decisiones de política monetaria que expliquen la gran suba del kiwi y el aussie contra el dólar. Se trató de una aceleración del rally que vienen teniendo desde la primera semana de marzo, que aceleró la velocidad en los últimos cinco días. Gran parte de la suba también es atribuible a la debilidad del dólar.

El NZD/USD recibió además un empujón desde el aspecto técnico, ya que el quiebre con confirmación de 0,8500 implicó poder hacer algo que se venía negando desde julio de 2011. La superación de esta importante zona le dio un empujó extra, abriendo la puerta a subas mayores, no exentas de correcciones.

El AUD/USD superó 1,0500 y recibió también un impulso, aunque no pudo con 1,0600 que es la resistencia de largo pazo comparable con el nivel de 0,85 en el NZD/USD.

Para que puede seguir el rally de estas monedas habrá que esperar que no ocurra una corrección significativa en las bolsas y que las señales económicas de Nueva Zelanda y de Australia no sean malas, que lleven a que se incrementen las especulaciones sobre más estímulos por parte de los bancos centrales. Según un índice de Bloomberg, hay un 54% de probabilidades descontadas en el mercado de que el Banco de la Reserva de Australia descuente la tasa de interés a un mínimo histórico de 2,75% en agosto.

 El yen, la historia continúa

La moneda japonesa había comenzado la semana prolongado el desplome, aunque luego logró estabilizarse y recuperó terreno el viernes. De todas formas se mantiene la tendencia bajista y es de esperar cierta continuación en la volatilidad por unos días más. La suba del cruces ha sido muy brusca pero no hay que descartar que sigan cuesta arriba. Las correcciones bajistas (alcista para el yen) en caso de producirse podrían ser limitadas ya que por ahora sigue siendo la operación comprar ante cada baja.

Los riesgos para los próximos días es la interpretación que podrá hacer el merado del comunicado del Tesoro estadounidense y de lo que pueda surgir en la cumbre del G20.

El oro, gran protagonista de la semana

La cotización del preciado metal tuvo una semana para recordar por varios motivos: sufrió una de las caídas semanales más importantes desde el 2012 y tuvo el cierre más bajo en casi dos años. La cotización venía descendiendo con fuerza, pero fue clave el quiebre de $1.525, que fue un gran soporte desde agosto de 2011 (ahora será una resistencia).

Si bien ya ha caído más de $50 desde el mencionado quiebre, la tendencia se mantiene a la baja considerablemente. La caída tomó mayor significado ya que se dio en el marco del descenso del dólar en el mercado, con lo cual esto implica una pérdida de valor en casi todas las monedas mostrando un verdadero momento negativo para la cotización del preciado metal.

 Lo que quedó del viernes

  •  La primer ministro de Australia, Julia Gillard, dijo que el presupuesto del 2013-14 da lugar a más rebajas en la tasa de interés por parte del banco central australiano y señalo que la fortaleza del aussie imprime desafíos.
  • EZ PRO IND 120413La producción industrial en la Eurozona subió 0,4% en febrero comparado con el mes anterior cuando cayó 0,6%; con respecto a un año atrás tuvo un descenso del 3,1%.
  • Las ventas minoristas en EE.UU. registraron una sorpresa negativa al descender 0,4%, cuando la expectativa era por un estancamiento. La caída fue la más grande en nueve meses. El índice de precios al productor, que se esperaba cayera 0,2% en marzo, descendió 0,6%. Estos datos son favorables a una continuidad en el programa de compras de la FED. Pese a eso, el dólar se mantuvo en el mercado, incluso subió a nuevos máximos tras los datos (pero no logró de borrar las pérdidas semanales).
  • El índice de confianza del consumidor de la Universidad de Michigan descendió a mínimos en nueve meses al situarse en 72,3; se esperaba una suba que se ubica en torno a 78,5.
  •  Los datos de EE.UU. fueron mixtos durante la semana. Pero si los pusiéramos dentro de lo que sería el análisis de una cotización se puede pensar en que las sorpresas positivas recientes fueron meras correcciones en una tendencia dominante de sorpresas negativas (o datos debajo de las expectativas) que se viene notando en las últimas semanas en los indicadores económicos. Por sorpresa negativa no se refiere aquí a números negativos que indiquen un estancamiento económico o una contracción. Estados Unidos venía experimentando una recuperación moderada y había amagado con dar señales de acelerar pero ahora, los datos (que no son negativos) han dejado de dar lecturas mejores a las expectativas y por el contrario comenzaron a estar por debajo.
  •  En un reporte, el Departamento del Tesoro de EE.UU. omitió nombrar a China como manipulador de la moneda. En el mismo se hizo referencia a la brusca caída del yen de los últimos meses e indicó que seguirán de cerca la política monetaria anunciada a principios de abril. Esto en parte fue la causa de la suba que tuvo la divisa sobre el cierre del viernes.