El mercado de divisas tuvo una jornada dentro de lo que ya es normal para estos días: el yen cayó con fuerza y el euro subió, siendo estos los extremos del día. El dólar tuvo de nuevo resultados mixtos, en un día con subas en Wall Street.

 Finalmente el USD/JPY alcanzó 90,00, algo que parecía casi imposible, ya que dos meses atrás cotiza en 81,00. En la espera del Banco de Japón la volatilidad en los cruces del yen continúa. El jueves la caída de la moneda japonesa estuvo acompañada de buenos datos de EE.UU. y de una caída en los Treasuries.

 El dólar australiano se debilitó luego de la publicación del reporte de empleo de Australia y cayó en el mercado. El AUD/USD quebró una línea de tendencia de corto plazo y alcanzó niveles por debajo de 1,0500 pero luego se recuperó regresando casi a los mismos niveles que tenía antes del informe. Esto puede ser una señal positiva, ya que aún con un reporte negativo, el AUD/USD se mantuvo. Pese a eso, el aussie estuvo entre las monedas de peor rendimiento el jueves.

 De todas formas el panorama tanto para el NZD/USD como el AUD/USD sigue incierto, favoreciendo caídas mientras no logren superar 0,8475 y 1,0600 respectivamente.

 El oro tuvo un día de alta volatilidad. Inicialmente amagó con extender la caída, pero luego se fortaleció y subió a probar los máximos del año aunque se encontró con resistencia en la zona de $1.700 la onza. El panorama para el preciado metal comienza a cambiar lentamente y surgen las primeras señales alcistas y de que un piso temporal puede haber sido alcanzado en $1.625.

 En otro rendimiento habitual el franco suizo continuó siendo débil en el mercado, posiblemente impulsado por las grandes subas del EUR/CHF. Esto ya muestra que se han desarmado grandes posiciones de francos suizos y que ahora, se podría transformar en una moneda de financiamiento continuando con la debilidad. En este marco el euro se benefició y volvió a subir.

 El EUR/CHF llegó a máximos desde mayo de 2011 mientras que el EUR/USD también subió, aunque el rally frenó cerca de 1,3400 (de superar este nivel, lo más probable es ver otra pata alcista del par con posible objetivo en 1,3480 – 1,35).

 Siguiendo con la cotidianidad de los últimos días, la libra estuvo por detrás. El GBP/USD probó niveles por debajo de 1,5975 y parecía que se venía el desplome pero rebotó en la zona de 1,5950, para terminar el día en torno a 1,60. Las probabilidades continúan a favor de una continuación bajista, aunque el hecho de recuperarse desde niveles críticos por segundo día seguido siembra dudas incrementando (moderadamente) las probabilidades de un rebote alcista.

 ¿Será el viernes otra jornada habitual?

 Lo que quedó del jueves:

  •  El reporte de empleo de Australia mostró un incremento en la tasa de desempleo desde 5,3% (revisado desde 5,2%) a 5,4%, mientras que hubo un cambio negativo en el empelo de 5.500. En definitiva se trató de un reporte débil y que salió peor a lo esperado.
  • Como estimábamos, España no tuvo problemas en colocar deuda a 3, 5 y 30 años, cumpliendo con el objetivo previsto en cuanto a monto y vio rebajar los costos en todos los tramos.
  •  La producción en construcción en la Eurozona cayó 0,4% en noviembre con respecto al mes anterior y se situó en un -4,7% con respecto a noviembre de 2011.
  •  Buenos datos en EE.UU. Los pedidos de subsidio de desempleo bajaron desde 369.000 a 335.000, el nivel más bajo en cinco años. Por su parte, también hubo buenas noticias del mercado inmobiliario ya que los inicios de viviendas saltaron 12,1% hasta máximos desde junio de 2008. La sorpresa negativa fue del índice de la FED de Filadelfia que registró un descenso desde 8,1 a -5,8.
  •  Paul Ryan, quien fuera el compañero de fórmula de Mitt Romney en las elecciones presidenciales y actualmente el director de Comité de Presupuesto de la Cámara de los Representantes, afirmó que el partido republicano estaría considerando una extensión en el límite legal de endeudamiento de corto plazo. Lo positivo de esto sería que se removería un factor actual de incertidumbre, mientras que lo negativo, es que sería por el corto plazo y posiblemente, si esto es visto como una concesión, el ala dura del partido se transforme en más demandante en la próxima negociación.
  •  El ministro de Economía de Alemania afirma que las medidas para combatir la crisis en la Eurozona no deben tener como costo la estabilidad de precios. Un día atrás había instado al Banco Central Europeo para que regrese a su mandato fundamental.
  •  El barril de petróleo (WTI) tuvo el cierre diario más alto desde septiembre de 2012. La cotización se impulsó tras quebrar un rango de cotización, impulsado por la crisis de rehenes en Argelia. A su vez, la mejora en los datos económicos de EE.UU. le sigue dando un soporte a la suba del petróleo.