El precio de la onza de oro subió hasta $1.420 durante agosto y desde allí comenzó a retroceder hasta llegar a operar en valores inferiores a $1.300 (18/09/13) pero sin consolidarse por debajo. Desde los máximos de agosto se puede trazar una línea de tendencia bajista que en estos momentos está cruzando por cercanías a $1.350.

Por lo tanto es de esperar que un cierre significativamente por encima de este nivel, habilite a una suba mayor, posiblemente reiniciando los recorridos alcistas e incrementando las probabilidades de un regreso hacia arriba de $1.400.

Si se mantiene por debajo, el otro escenario posible puede ser el de la continuidad de la tendencia bajista. En los últimos días ha encontrado soporte el preciado metal por encima de $1.315.

ORO - DIA
ORO – DIA

Este soporte ha dado momento a la cotización que se está moviendo desde hace dos semanas aproximadamente, en sentido lateral con un leve sesgo alcista. Este desaparecerá si el precio se consolida por debajo de $1.315, lo que es de esperar que habrá las puertas para probar $1.300. Una caída por debajo, podrá desatar una aceleración bajista, con objetivo inicial en torno a $1.275 y luego $1.250.