reino-unido-sombras

 

La actividad del sector manufacturero británico ha recuperado con creces en agosto el terreno perdido por el impacto de la victoria del Brexit, según refleja el índice PMI, que ha subido a 53,3 puntos desde los 48,3 del mes anterior, alcanzando así su nivel más alto de los últimos diez meses tras registrar su mayor crecimiento en los 25 años de vida de la encuesta elaborada por IHS Markit.

El índice PMI manufacturero de Reino Unido había caído 4,2 puntos en julio, primer resultado mensual de la encuesta tras la consulta sobre la UE, aunque en agosto ha recuperado cinco enteros, la mayor subida desde que se elabora el índice, con incrementos mensuales igualmente récord tanto para la producción como para los nuevos pedidos.

Asimismo, el empleo en el sector manufacturero del Reino Unido experimentó el pasado mes de agosto su primer aumento en lo que va de año, aunque este incremento fue moderado y concentrado en las pymes, mientras las grandes empresas realizaron recortes.

«Se ha reanudado el trabajo pospuesto durante julio a medida que fabricantes y clientes comenzaron a volver a su actividad con normalidad», indicó Rob Dobson, economista senior de IHS Markit.

En este sentido, Dobson subraya la significativa recuperación a nivel doméstico, particularmente en el caso de productos de consumo, al tiempo que la depreciación de la libra ha permitido mayores flujos de entrada de actividad procedente de EEUU, Europa, Escandinavia, Oriente Próximo y Asia.

No obstante, por otro lado, la depreciación de la moneda ha hecho «asomar la fea cara de la inflación», con tasas de crecimiento de los precios de los insumos en máximos de cinco años.

«Es demasiado pronto para decir si el rebote del crecimiento y la inflación será sostenido, pero el crecimiento de agosto sugiere que la debilidad de la libra y las medidas adoptadas han evitado la recesión», añade Dobson.

Fuente: eleconomista.es