El Banco de Inglaterra (BoE) informe tras su reunión mensual este jueves que ralentizaría el ritmo de su compra de bonos al tiempo que aumentaba bruscamente su previsión de crecimiento económico para este año tras el desplome del coronavirus, a partir del impulso de la rápida campaña de vacunación COVID-19..

El comité de política monetaria de la entidad bancaria decidió por unanimidad mantener sin cambios los tipos de interés de referencia en el mínimo histórico del 0,1% y el tamaño de su programa de compra de bonos sin cambios en 895.000 millones de libras (1,24 billones de dólares).

Sin embargo, el banco central dijo que ralentizaría su compra de bonos a 3.400 millones de libras semanales entre mayo y agosto, por debajo de su ritmo actual de 4.400 millones de libras semanales.

El banco central elevó su previsión de crecimiento de la economía británica en 2021 al 7,25%, frente a la previsión anterior del 5,0% realizada en febrero, pero rebajó su proyección de crecimiento para 2022 al 5,75%, frente a su estimación anterior del 7,25%.

Fuente: reuters.com