El reporte de empleo de diciembre de 2013 estuvo bastante por debajo de las expectativas. Esto debilitó al dólar en el mercado y sembró dudas sobre las perspectivas del mercado laboral estadounidense y sobre la fuerza de la recuperación.

Los datos del mercado laboral que se conocieron de Estados Unidos generaron una gran sorpresa negativa. Había llegado un punto en que estaba casi garantizado que se generarían 200.000 puestos de trabajo, pero los números reales estuvieron bastante alejados de las expectativas, que tenían cierto soporte, teniendo en cuenta el informe ADP del miércoles, que fue la contracara del reporte oficial del viernes.

 Esta historia ocurrió en el pasado reciente… cuando parece que el crecimiento va a tomar un despegue e incrementarse…

nominas por mesLos datos podrían alejar el momento en que la Reserva Federal termine con su programa de compra de bonos, al menos en el corto plazo. Los datos sobre enero serán importantes para ver si se confirma esta nueva tendencia. Para tener una idea, se trató del menor crecimiento del mercado laboral desde enero de 2011. La caída en la tasa de desempleo no va dentro del análisis, ya que se debe a una reducción en la fuerza laboral y no es un indicador fiable de la situación en el corto a mediano plazo del mercado laboral.

Antes no era la panacea, ahora no es el infierno. De todas formas, lo positivo, es que aún se crean empleos y que por el momento, el retroceso se trata de un mes. Otro mes en estas cifras y comenzará a tener impacto mas fuerte en las expectativas económicas y en las de la política de la Reserva Federal.

El dólar luego de NFP

El impacto inicial fue una caída brusca del dólar en el mercado (salvo contra el CAD, afectada por un reporte de empleo incluso peor en Canadá). Se trata del primer impulso, la clave pasará por ver como se da el cierre, más que por los niveles por las reacciones posteriores. Si el mercado aprovecha esta caída del dólar para comprarlo, entonces indicará que la tendencia alcista que tenía le billete verde desde comienzos de este año, seguirá vigente y hasta tal vez tome más fuerte. En el otro lado, si la caída se confirma y se quiebren niveles relevantes de corto plazo, entonces se podría dar por terminada.

 ¿Cuál sería una indicación de fortaleza del dólar? Si por ejemplo, el AUD/USD que subió hasta 0,8950 luego del reporte, cae nuevamente debajo de 0,8880; o que el USD/JPY regrese a 105,00, por poner ejemplos. Lo mismo aplica a la cotización del oro, que se disparó luego del reporte (aunque los aspectos técnicos del oro contra el dólar (XAU/USD) desde principio de año apuntan al alza). Por el momento, la reversión del dólar parece un escenario lejano, pero no hay que descartarlo aún. De cara a las próximas semanas, si más datos sugieren desaceleración, entonces el dólar se debilitará aún más o le podrá ser difícil ascender.