Aus_df
El Banco de la Reserva de Australia señaló que, “En Australia, los datos recientes sugieren que continúa el crecimiento global, a pesar de una muy fuerte caída de inversión empresarial, ayudado por un crecimiento en otras áreas de demanda interna y exportaciones. Los indicadores del mercado laboral siguen estando algo mixtos, pero dan a entender que seguirá la expansión en el empleo en el corto plazo.”
El banco central agregó, “Las bajas tasas de interés han sido de apoyo a la demanda interna, y que estas sean las tasas más bajas desde el 2013, está ayudando al sector comercial. Las instituciones financieras se encuentran en una posición de prestar para los propósitos que valgan la pena. Estos factores están ayudando a la economía, haciendo algunos ajustes necesarios, a pesar de una apreciación en la tasa de intercambio que podría complicar esto.”
En general, los reguladores políticos en Sydney contuvieron las tasas por un momento, mientras que se veía crecimiento económico en la región de Asia Pacífica, a un ritmo estable, impulsado por la estabilización de la demanda de China. El Aussie incrementó antes del reporte, y tuvo poca reacción frente a las noticias. Luego fue que procedió a subir, cuando la sesión londinense entró a funcionar. El par se movió a través del nivel de los .7650, mientras que el apetito del carry siguió.
Mañana el mercado va a echar un vistazo a los datos del PIB de Australia, pero dado al tono generalmente optimista del anuncio de hoy del BRA, los operadores presumen que los datos del PIB deberían ser congruentes con el peor escenario. Es probable que esto mantenga con ofertas al Aussie en el corto plazo, pero la dirección a largo plazo de la divisa será probablemente determinada por la Fed y no tanto por el Banco de la Reserva de Australia.
Si la Fed continúa estática para este mes, y mantiene las tasas EE. UU. en 50bp, el diferencial de rendimiento entre el Aussie y el USD, no se reducirá. Es probable que esto mantenga al Aussie con ofertas por cierto tiempo, llevando al par por encima del nivel de los .7700. Si la Fed mueve al Aussie es posible regresar a operar hacia los .7400, mientras se retiran ganancias.

 

Fuente: eldistritofinanciero.com