Si el libro de Greenspan tras su paso por la Reserva Federal, se llamó “La Era de la Turbulencia”, el de Bernanke se podría llamar “La Era Extraordinaria”.

Se va un hombre que tuvo enfrente suyo un gran desafío, que le tocó liderar una de las instituciones económicas más importantes del mundo cuando se desató la peor crisis financiera desde la Gran Depresión de los 30. Impulsó políticas extraordinarias en momentos extraordinarios. El nombre de Ben Bernanke quedará en los libros de histórica económica, pero no marcará el fin de una era, ya que la FED sigue con una política de tasas cero y de estímulos, sin llegar a dejar de lado las secuelas de crisis financiera del 2008.

J. Yellen, B. Obama y B. Bernanke
J. Yellen, B. Obama y B. Bernanke

Vivió el comienzo de la crisis, la explosión y la aplicación de las medidas extraordinarias, pero su ida no marca el fin de una era, continuará la política monetaria estimulativa y la FED recién ahora está reduciendo el ritmo de introducción de los mismos. Se dice que está empezando a ajustar porque camina hacia un menor crecimiento de estímulos, pero está aún lejos de empezar a normalizar la política.

Si la economía sigue creciendo, tal vez Janet Yellen, quien es ahora la presidente de la FED, le toque la tarea de subir la tasa de interés, después de, por lo menos cinco años con tasa cero.

 Todo puede cambiar.

Cuando asumió Bernanke, la FED estaba en un ciclo de suba de tasas, buscando que sea sin generar problemas en la economía, se esperaba que el mercado inmobiliario frene su crecimiento, los precios de la energía comenzaban a ser un problema y el déficit fiscal (mucho menor entonces que el de ahora) y comercial de Estados Unidos, eran temas recurrentes.

Janet YellenDos años después, todo había cambiado y el desafío paso a ser el de evitar la casi desaparición del sistema financiero y una depresión como la de los años 30. A ojos de hoy, el desafío de Yellen será poner fin a la compra de títulos y encaminar el banco central hacia una normalización (siempre y cuando la economía mantenga la tendencia).

Luego de febrero de 2006, cuando Bernanke asumió, la FED subió la tasa de interés tres veces. En el 2007 comenzaron a reducirse bruscamente y desde diciembre de 2008 que están en 0 – 0,25%. Yellen podría ser la encargada de volver a mover las tasas.

¿Qué significa medidas extraordinarias?

Se refieren a las que aplicó la FED durante los peores momentos de la crisis financiera (inyectando billones de dólares al sistema financiero diariamente, programas de salvataje, utilización de la ventanilla de la FED por parte de bancos de todo el mundo, intervención en empresas… todo en pocos días) y luego de la misma para evitar una contracción económica mayor y estimular la economía (políticas de tasas de interés cero y un masivo programa de compra de bonos). Los montos y la magnitud de las medidas eran hasta entonces desconocidas para la humanidad. Poco se conoce de potenciales afectos de estas medidas en un largo plazo. En los próximos años se verá. Si esos efectos no son adversos y no generan una nueva crisis, entonces el prestigio de Bernanke, no sufrirá como lo hizo el de Greenspan.