Las bolsas en el mundo treparon el miércoles, particularmente en Asia y en China donde las acciones subieron casi 3%, recuperándose de mínimos desde el 2009. La suba en las acciones presionó a la baja al dólar, que de todas formas logró sostenerse y de hecho fue una de las monedas de mejor desempeño en el día, siendo superada por el kiwi y el loonie.

Estas últimas dos monedas se mantuvieron con cierta fuerza relativa durante todo el día prácticamente. En un momento amagaron con romper a la baja pero luego de los comunicados de sus respectivos bancos centrales ganaron momento.

 En el mercado el dólar dio ayer algunas señales de querer avanzar, aunque por ahora son solo eso: señales. El panorama de lateralización se mantiene hacia el fin de año o tal vez se alcance nuevos máximos, pero no es un mes, ni un momento de pedirle mucho recorrido a los cruces del mercado de divisas.

El dólar tuvo una jornada con resultados mixtos. Tanto el EUR/USD como el GBP/USD arrancaron el día amagando con superar importantes resistencias (EUR/USD 1,3120 y en el GBP/USD 1,6120), de hecho llegaron a probar cotizaciones por encima pero no lograr consolidarse por encima de los mismo e iniciaron un retroceso, que por ahora parece querer seguir de cara al comienzo de la sesión asiática.

El jueves si bien es un día con varios reportes económicos y eventos en Europa, estos pueden llegar a tener poco peso en las cotizaciones. La perspectiva actual es de una continuidad de la suba del dólar tanto contra la libra como frente al euro y el franco suizo. Este será el caso, a menos que estos pares regresen y superen los niveles de resistencia mencionados.

 El mercado sigue moviéndose con un nivel de volatilidad bastante reducido y es de esperar que se mantenga de esa forma hacia el fin de año, a menos que alguna noticia tipo shock, genere oleadas de inestabilidad.

 El yen sigue cuesta abajo

 La peor moneda del miércoles en cuanto a rendimiento fue el yen japonés que continuó retrocediendo. Una brusca suba del USD/JPY, debilitó a la divisa nipona en todo el mercado. Luego logró pausar la caída ayudado en parte por la suba de los títulos del Tesoro de EE.UU.

 El euro no tuvo un gran día en el mercado. Los datos económicos que se conocieron de Europa, si bien no pesaron sobre las bolsas, siguen mostraron una cruda realidad de economías estancadas y aún más cerca de seguir contrayéndose. Posiblemente Draghi suene más optimista el jueves y tal vez esto impulse al euro. Pero por ahora, la tranquilidad (falta de tensiones) en los mercados financieros, no está impulsando a los sectores reales de la economía.

 El oro no lograr recuperarse y cerró marginalmente en negativo en un día volátil para su cotización que llegó hasta $1.706 (máximo) y luego cayó a $1.684, un nuevo mínimo desde el 6 de noviembre. Con esto el preciado metal ha caído en 6 de los últimos ochos días. Hacia la baja, el próximo soporte clave se ubica en torno a $1,670.

 La volatilidad se encuentra baja y si no fuera porque el yen y el franco suizo se han despertado en las últimas semanas, sería uno de los meses de menor variabilidad en mucho tiempo.

Para destacar del 05/12/2012:

  • El PIB de Australia creció 0,5% (apenas por debajo del 0,6% esperado) durante el tercer trimestre. El dato prácticamente no afectó la cotización del aussie.
  • El índice HSBC PMI de servicios de China se redujo en noviembre desde 53,5 a 52,1. Este dato no tuvo un gran impacto en el mercado, que se focaliza más en el indicador manufacturero
  • España colocó deuda a 10 años a una tasa de interés del 5,29%: la más baja en más de un año. Con esto las condiciones financieras siguen mejorando para el país. ¿Pedirá finalmente la ayuda “preventiva” al BCE y al fondo de rescate?
  • Las ventas minoristas en la Eurozona se redujeron 1,2% durante octubre. Se esperaba una reducción menor en torno al 0,1%. Este nuevo dato tiene un impacto negativo y reduce las señales de estabilización que se estaban notando en la región.
  • En el lado positivo, el PMI de servicios de la región subió superando las expectativas. Si bien es un buen dato, aún se mantiene lejos de la zona de 50, que marca expansión.
  • La presentación del ministro de Finanzas en el Reino Unido ante el parlamento no generó impacto sobre la cotización de la libra.
  • En EE.UU. el informe de empleo privado de ADP salió apenas por debajo de lo esperado al reporter un crecimiento de 118.000. Los pedidos a fábrica del mes de octubre superaron las expectativas (0,0%) al trepar 0,8% mientras que el ISM no manufacturero sorprendió positivamente al trepar desde 54,2 a 54,7 (se esperaba un descenso).

    Se trató de una jornada de datos no negativos para la economía estadounidense, aunque lo más importante y de mayor impacto llegará el viernes con el reporte oficial de empleo.

  •  El banco central de Nueva Zelanda, como era esperado, dejo la tasa de interés de referencia en 2,5%. El comunicado del banco central estuvo balanceado entre riesgos económicos y otros por la inflación. El mercado parece haber interpretado el mensaje como más cercado a una política monetaria de retiro que a una de incremento de estímulos ya que el kiwi (NZD) se apreció.

    El banco mencionó que hizo el alto valor de la moneda local sigue siendo un viento en contra, restringiendo ingresos por exportaciones y aumentando la demanda de importaciones. Pero no hubo más menciones sobre el tema.