Resumen y panorama del mercado de divisas 18/02/13

 El comienzo de la semana junto con el feriado en Wall Street le restaron volumen de operaciones al mercado. Los principales cruces de divisas prácticamente no se movieron y cerraron casi sin cambios el día. Es de esperar que lentamente el volumen y los recorridos vayan repuntando.

rp23El dólar de Canadá fue la moneda de peor rendimiento seguida de cerca por el yen japonés que continuó con la tendencia que mostró sobre el cierre de Wall Street del viernes.

 La caída del yen antes del fin de semana parece ser un posición que están eligiendo los inversores. Mientras que antes optaban por tener el yen por cualquier cosa que pudiera ocurrir ahora parece estar ocurriendo lo contrario: solamente en un solo viernes de lo que va del 2013 el USD/JPY cerró con pérdidas, el resto con subas. El comienzo de la semana siguió con el impulso del viernes. La tendencia del USD/JPY sigue al alza, aunque recién un quiebre de 94,50 podrá disparar un rally significativo, que conlleve un desplome del yen en el mercado.

La peor del lunes fue el dólar de Canadá. Uno de las grandes novedades del día pasó por el USD/CAD que superó 1,0100 y llegó hasta 1,0120. El pequeño rally fue suficiente para que la cotización llegue a niveles no vistos desde el 26 de julio del 2012. De consolidarse y terminar el día por encima, surgirían señales alcista de continuidad.

El resto de los cures no registró mayor actividad. Un jornada sin mucho por extraer, tanto desde los recorridos como desde el lado de la tendencias.

Lo que quedó del lunes:

  •  La agencia calificador S&P mantiene la calificación de la nota de Japón (AA-), con panorama negativo. Indicó que se podría producir una rebaja si se incrementan los costos reales de financiamiento.
  •  El ministro de Economía del Reino Unido, G. Osborne afirma que no van a usar la moneda para conseguir devaluaciones competitivas (repitiendo lo que habría acordado el G20).
  • Mario Draghi, presidente del BCE, afirma que los riesgos en el panorama económico siguen siendo bajistas; en otras palabras, el mayor riesgo actual sigue favoreciendo un empeoramiento en las condiciones económicas y no otro, como ser una suba en la inflación. Indicó además que el tipo de cambio no es un objetivo de política, pero que es importante para el crecimiento y la estabilidad de precios.