Si bien nuevamente las monedas europeas fueron las de mejor desempeño el miércoles en el mercado, durante la sesión americana retrocedieron contra el dólar luego de llegar a zonas de resistencia importantes. En el otro extremo, siguió la caída de las monedas ligadas a commodities, acercándose peligrosamente a niveles que podrían activar más ventas.

El EUR/USD llegó hasta 1,33 y el GBP/USD a 1,63, pero este nivel activó toma de ganancias y retrocesos, que por ahora se puede caracterizar de moderados, pero que ciertamente parecen haberle sacado algo de combustible al rally que traían. Lo mismo ocurrió con la caída del USD/CHF por debajo de 0,91.

Durante la primera mitad del día buenos datos de Europa habían impulsado particularmente al euro en el mercado, llegando a máximos en meses y trepando no solamente contra el dólar. Además, contribuyó para la debilidad del dólar que sigue el relativo buen ánimo en los mercados financieros.

 Pero esto aún sigue sin poder ser aprovechado por el AUD/USD y el NZD/USD, que siguen retrocediendo. La caída del miércoles, si bien entra dentro de los parámetros normales, fue la más importante en casi un mes. Esto por ahora no modifica el panorama bajista del dólar, pero hace que el jueves haya que prestar atención. ¿Se vendrá el rebote o el dólar seguirá recuperando terreno?

 El jueves será un día de varios reportes económicos y el del anuncio del Banco de Japón por lo que es de esperar actividad en el mercado de divisas. Comenzará a cerrarse la última semana normal del 2012.

 El miércoles Wall Street finalizó a la baja, posiblemente porque las negociaciones fiscales siguen pero también se puede ver que los principales índices bursátiles llegaron a importantes resistencias.

 El petróleo siguió subiendo mientas que el oro se mantuvo cerca de los mínimos del martes, consolidando importantes pérdidas semanales.

 El yen de nuevo estuvo ente las peor del día, aunque en la segunda mitad del día recuperó terreno. El jueves el anuncio del Banco de Japón le puede inyectar volatilidad a la operatoria del yen en el mercado. En caso de anunciar grandes estímulos o un objetivo de inflación del 2%, la divisa japonesa podría seguir débil. Si no se anuncia nada, esto podría abrir las puertas a una recuperación del yen o al menos una pausa o moderación en el ritmo de la caída.

 Lo que dejó el miércoles:

El índice de la bolsa de Tokio alcanz el nivel de 10.000 puntos por primera vez en 8 meses. La debilidad del yen tuvo su parte en este ólogro. Otro motivo es que se esperan anuncios de estímulos.

La confianza empresarial creció en Alemania por encima de las expectativas según el reporte IFO. Esto implica más confianza hacia el futuro. El reporte ayudó al euro a trepar en el mercado.

Las minutas del Banco de Inglaterra mostraron que la decisión para mantener las tasas de interés en el nivel actual fue unánime, mientras que un miembro del comité pidió por un aumento en el programa de compras. Según los funcionarios del banco central se espera bajo crecimiento, inflación elevada y posiblemente haya más compras. Mencionaron además que la suba de la libra no es un evento “bienvenido”.

El rendimiento de los títulos de Portugal a 10 años cayó por debajo del 7%, hecho que no se daba desde febrero de 2011.

Los datos del mercado inmobiliario de EE.UU. arrojaron resultados mixtos (suba en los permisos de construcciones y caída en el inicio de viviendas). De todas formas esto no siembra ninguna duda sobre el actual estado de recuperación del sector.