reserva-federal-de-estados-unidos

Los altos funcionarios de la Reserva Federal continuaron caldeando el ambiente telegrafiando una subida de tipos que podría llegar el próximo 15 de junio.

  • James Bullard -presidente de la Fed de San Luís,-, aclaró que mantener los tipos de interés bajos durante mucho tiempo podría causar problemas en el futuro, de ahí que asegurase que mantener al mercado expectante para una próxima subida de 25 puntos básicos es «probablemente bueno».

«Dependerá de los datos y no es certero al cien por cien, pero las probabilidades no son cero, una probabilidad media es lo más acertado en estos momentos», dijo al referirse a un próximo cambio en la política monetaria de EEUU. Recordemos que Bullard es uno de los diez miembros del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) con derecho a voto.

Previamente, Eric Rosengren -Fed de Boston-, estimó en una entrevista con el Financial Times que la economía estadounidense está a punto de cumplir todas las condiciones para activar una subida de tipos en junio.

«Me gusta tener en cuenta los datos entrantes, pero diría que buena parte de las condiciones expuestas en las actas, están a punto de cumplirse a día de hoy».

Por su parte, John Williams -presidente de la Fed de San Francisco-, reiteró en un coloquio organizado por el Consejo de Relaciones Exteriores en Nueva York que:

«a lo largo del resto del año, dos o quizás tres incrementos de tasas» podrían materializarse en los próximos meses. «Dependerá de los datos», hizo hincapié al igual que sus compañeros. «Todavía tenemos datos de otro mes antes del encuentro de junio y debemos analizar eso y llegar a una conclusión», añadió.

  • Según informes, un 73,8% del mercado considera que el FOMC no moverá ficha en junio pero este porcentaje se reduce sensiblemente en las previsiones para el encuentro del 26 y el 27 de julio, cuando sólo un 47,4% del mercado estima que los tipos seguirán entre el 0,25% y el 0,50% actual.

«Teniendo en cuenta que la presidenta de la Fed, Janet Yellen, es el verdadero punto de apoyo en los cambios de política monetaria, el mercado tendrá que esperar todavía al menos una semana más para confirmar cuáles son las intenciones del banco central», explica Daniel Hui, estratega de divisas de J.P. Morgan en Nueva York. «Si se confirma la orientación hacia dos subidas de tipo este año a partir de junio o julio, el dólar podría experimentar un rally de hasta el 2,5%», añade.

Sin embargo, desde Deutsche Bank, su economista jefe, Joseph LaVorgna es menos halagüeño que el consenso y que los propios funcionarios de la Fed:

«Dado que esperamos una debilidad en los beneficios empresariales, que en el primer trimestre encadenarán su tercer trimestre consecutivo de caídas, esperamos sólo una subida de tipos de interés, que se llevará a cabo en diciembre», señaló en un informe distribuido el lunes entre sus clientes.

 

 

Fuente: eleconomista.es