El dólar terminó la semana retrocediendo pero cerró con mayoría de ganancias en el mercado. El yen fue la moneda de mejor rendimiento. La tendencia de corto y mediano plazo sigue a favor del dólar, aunque perdió algo de fuerza en los últimos días. La libra en caída libre busca soporte en el mercado.

Lo de que dejo la semana

  •  El dólar australiano estuvo entre las monedas de peor rendimiento y cayó tras el reporte de empleo de Australia, modificando el panorama de la divisa.
  • Tanto el Banco de Inglaterra como el Banco Central Europeo mantuvieron sin cambios la política monetaria, como era esperado. Draghi en conferencia de prensa siguió indicando que están preparando los instrumentos para más acción de ser necesario. Los débiles datos de la eurozona junto con la caída en la inflación forzaron a Draghi a dejar la puerta abierta a más estímulos.
  • En Canadá también hubo malos datos del mercado laboral, que empujaron hacia abajo al loonie.
  • Los bonos de Estados Unidos siguieron subiendo y llegaron a máximos en meses, es decir, el rendimiento cayó a mínimos. Esto le jugó en contra al dólar y es lo que limitó las subas en el mercado y contribuyó a que perdiera momento.
  • Los aspectos geopolíticos siguen influenciando en el mercado. Las sanciones en Rusia, la situación en Ucrania, el conflicto en Medio Oriente, son varios focos que no hace mucho tiempo atrás no se encontraban en la tapa de los diarios.