El dólar no quiere detener su avance ante el yen japonés. Luego del respiro de la semana pasada que llevó al par a cotizar en la zona de 92,55/60, observamos un veloz impulso alcista. Dicho recorrido se detuvo en el 23,6% del retroceso del recorrido alcista entre 79,06 y 96,70, importante nivel según los ratios de Fibonacci.

usdjpy_2013-4-8_ 236_fibo_lineatend

Sin embargo, en la finalización de la semana pasada, la suba última nos enseñó un cierre del par por encima de la línea directriz alcista que venía guiando el movimiento. Este movimiento, no solo no confirma el quiebre a la baja, sino que además, nos demuestra la fuerza de la tendencia alcista mayor que mantiene el par.

Adicionalmente, en el comienzo de la presente semana de Abril observamos una apertura alcista con un «gap» de continuación, o hueco de precios sin ser cubierto. Este ascenso de velocidad que se materaliza en estos momentos, nos brinda mayor fundamentación de la tendencia bullish.

usdjpy_2013-4-8_ 236_fibo_lineatend_gap

Desde el precio actual en 98,50, aunque esperamos un retroceso a modo de toma de beneficios, el quiebre de 98,80 donde conformó el máximo hace instantes, dejará las puertas abiertas a un recorrido mayor con niveles de resistencia en 99,20, y 99,60.