Resumen y panorama del mercado de divisas 05/02/13 –

Pasado el lunes con resultados raros, el mercado de divisas volvió de regreso a la nueva normalidad: el euro fue la moneda de mejor rendimiento y el yen la peor, alcanzando nuevos mínimos en años. La libra cedió a la vulnerabilidad y tuvo un martes para el olvido. El dólar de nuevo con resultados mixtos.

CURRENEl martes fue una jornada que ya nos tiene acostumbrados. La pérdida de liderazgo como director de sinfonía del dólar se sigue notando. El billete verde se movió al compás del resto de las divisas. Además de la nueva normalidad  con el euro subiendo y el yen cayendo, el otro factor que se repitió fue la debilidad en las correlaciones.

Las bolsas tanto en Europa como en EE.UU. Tuvieron ganancias recuperando parte del terreno perdido el lunes, pero esto no sirvió para impulsar a las monedas ligadas a commodities, que cerraron sin grandes cambios. La más débil del grupo fue el dólar australiano afectado por el comunicado del banco central de Austria  que mantuvo la tasa de interés e indicó que la estabilidad en la inflación da lugar a más estímulos de ser necesario. No se trató de un comunicado que pesará por más tiempo sobre el aussie, sino que la pelota vuelve a los datos económicos.

El triunfo del AUD/USD fue haberse sostenido por encima de los mínimos de la pasada semana aunque las presiones se mantienen. Atrás quedó la jornada del lunes donde por un momento amagó con subir por encima de 1,0450.

El yen fue de nuevo la peor del mercado. Primero fueron las palabras del actual gobernador del Banco de Japón, poniendo a disposición una salida anticipada y luego, simplemente la normalidad y luego el regreso a los recorridos de tendencia. El aire duro muy poco y la suba del USD/JPY envió al yen a la baja en el mercado.

Entre las de peor rendimiento sigue la libra. Este debilidad puede tener un origen en el mal aspecto técnico del GBP/USD que no solamente se mostraba bajista, sino que muy vulnerable por los niveles de cotización alcanzados (y por los que no pudo alcanzar el lunes). Las señales enviadas al mercado el día lunes terminaron durando poco.

La caída del EUR/USD del lunes habían  encendido algunas alertas, pero el martes se dio una recuperación, aunque aún no es suficiente para pensar rápidamente en niveles por encima de 1,37. Aún luce más probable un escenario bajista de corto plazo, pero la subida le dio fuerza al euro.

El miércoles no habrá reportes económicos de los más movedores y será el de la previa de días cargados con reportes importantes (entre ellos los de empleo de Nueva Zelanda, Australia y Canadá) y eventos que pueden dejar trascendencia (conferencia de Draghi y presentación de Carney ante el parlamente británico). ¿Seguirá la normalidad?

Lo que quedó del martes

  • El índice PMI de servicios de China (HSBC) subió en diciembre desde 51,7 a 54,0. Se trató de un buen dato y el segundo que se muestra mejor que las estimaciones del gobierno, lo cual es raro.
  • El déficit comercial de Australia se achicó bruscamente y más de lo esperado en diciembre, al descender desde AUD 2.800 millones en noviembre a AUD 455 millones. El resultado fue producto de un incremento en las exportaciones del 3% y una caída del 6% en las importaciones.
  • El banco central de Australia dejó la tasa de interés de referencia en 3%. En el comunicado afirmó que el panorama de la inflación permite aplicar más medidas de estímulo de ser necesario.
  • El actual gobernador del Banco de Japón, Masaaki Shirakawa, ofreció dejar el banco central tres semanas antes de que termine su mandato de cinco años, es decir, el 19 de marzo.
  • El superávit comercial de Suiza se redujo abruptamente en diciembre hasta CHF 1.030 millones, casi un tercio el de noviembre (CHF 2.905 millones) y menos de lo esperado (CHF 2.500 millones). La caída fue el resultado de una reducción del 1,5% de las exportaciones y un aumento del 5,5% en las importaciones.
  • El PMI de servicios de la Eurozona registró una suba durante enero, al trepar desde 47,8 a 48,6, ubicándose por encima de lo esperado y en máximos en diez meses. El índice siguió con la tendencia de la recuperación aunque se mantiene por debajo de 50, lo que marca contracción. Las cifras de España y Alemania fueron alentadoras, mientras que las de Francia e Italia generaron preocupación.
  • Otro sorpresa positiva del PMI de servicios se dio en el Reino Unido, ya que el indicador subió en enero desde 48,9 a 51,5 superando las expectativas. Pero esto no sirvió para darle aire a la libra.
  • Las ventas minoristas de la Eurozona cayeron 0,8% en diciembre (se esperaba descenso del 0,3%). En términos anuales la caída fue del 3,4%.
  • El presidente de Francia, F. Hollande afirmó que no se puede permitir que el euro fluctúe con el sentimiento de los mercados.
  • El activo del Banco Central Europeo cayó a mínimos en 11 meses, como consecuencia de la devolución de los bancos de los fondos del programa LTRO.
  • El ISM no manufacturero de EE.UU. se expandió en febrero a un ritmo menor que en enero. El índice retrocedió desde 55,7 a 55,2 (la caída fue menor a la esperada).