El dólar comenzó la semana con caídas en el mercado internacional de divisas, extendiendo la debilidad que le siguió a la publicación del informe oficial de empleo de EE.UU. La de mejor rendimiento fue el dólar de Nueva Zelanda, lo que implica que en el forex se vio una jornada más optimista que en las bolsas. Las monedas europeas tuvieron un aceptable desempeño, mientras que el yen se mostró menos débil.

 La mayoría de las bolsas asiáticas, las europeas y Wall Street terminaron en negativo el lunes, aunque en EE.UU. lo hicieron lejos de los mínimos. El repunte en las últimas horas de operatoria en la sesión americana debilitó al dólar que se encamina a comenzar el martes en un tono débil.

 El gran desafío para las próximas horas, en caso de que pares como el EUR/USD y GBP/USD sigan subiendo, será romper resistencias importantes. Pero en caso de no poder hacerlo el dólar podría retomar la fuerza y subir a probar los máximos del mes.

 La actualidad de los cruces de las monedas ligadas a commodities es mejor, pero también presenta desafíos en el corto plazo. El AUD/USD nuevamente se ha aproximado a resistencias importantes y tiene en la mira a 1,0525/30 mientras que el NZD/USD sigue caminado rumbo a 0,8400. Llegados a ese punto, podríamos apreciar una toma de ganancia, que puede llegar a ser el origen de una recuperación del dólar. Pero si se superan los mencionados niveles, entonces se habilitaría una suba mayor en dichos pares.

 El mejor ánimo global sigue acompañando al kiwi y al aussie. Los datos de China que se conocerán en los próximos días pueden ser relevantes.

 El cambio en las señales de la economía mundial, han ocasionado que las estimaciones para un nuevo recorte de tasa en Australia se hayan reducido. Posiblemente la única razón actual para que ello ocurra sea debilitar a la moneda y no el contexto mundial.

 Finalmente hubo un día en que el yen no estuvo entre las monedas de peor rendimiento en el mercado y de hecho cerró con ganancias en varios cruces. La tendencia sigue favoreciendo nuevas bajas, pero en el corto plazo parece que estamos ingresando en un período de corrección bajista, principalmente en el USD/JPY. Si la caída del USD/JPY es acompañada de una debilidad del dólar a lo largo del mercado como la experimentada en la segunda mitad de la sesión americana del lunes, entonces el retroceso en el resto de los cruces del yen, será menos brusca.

 Lo que quedó del lunes:

  •  La venta de vehículos en Japón cayó 3,4% en diciembre en Japón. Además el país tuvo la primera reducción anual de ventas a China desde el 2003.
  •  La confianza de los inversores (medidas el indicador de Sentix) subió a máximos en 18 meses en enero, al trepar desde -16,8 a -7 (se esperaba una suba, pero considerablemente menor).
  •  El rendimiento de los títulos españoles marcó nuevos mínimos desde marzo del año pasado en varios de sus tramos.
  •  La inflación mayorista en la Eurozona tuvo una variación negativa del 0,2% durante noviembre (la más baja desde julio), llevando la tasa anual desde 2,6% a 2,1% (se esperaba que fuera del 2,4%). Esto mantiene las puertas abiertas a una rebaja de tasas por parte del Banco Central Europeo.
  •  Las acciones de los bancos tuvieron un respiro el lunes luego de que los funcionarios del Comité de Basilea flexibilizaran reglas de requerimiento de capital, al extender la lista de activos financieros que puede contabilizarse como capital.