La volatilidad parece haberse instalado comodamente en los mercados financieros. Desde el portazo del Reino Unido a la Unión Europea un sentimiento de bipolaridad recorre los mercados. Tan pronto se muestran deprimidos y registran cuantiosas pérdidas como se muestra eufóricos y marcan nuevos máximos históricos.

__1468337750_063084_1468337810_noticia_normal_recorte1

El Dow Jones, el selectivo industrial de la Bolsa de Nueva York, ha alcanzado este martes un nuevo récord histórico a los pocos minutos de su apertura. Ha llegado a subir un 0,7% y ha alcanzado la cota de los 18.349.76 puntos, el mayor valor hasta el momento superando el anterior máximo de mayo de 2015. En una situación parecida se encuentra el S&P 500 que ayer alcanzó un techo máximo. No obstante, ambos valores siguen cotizando y han atenuado las ganancias conforme avanzaba la sesión.

El índice compuesto del mercado Nasdaq, por su parte, avanzaba un 0,72 % o 36,17 puntos, hasta las 5.024,81 unidades. Este indicador estaba por encima del cierre del año pasado, aunque todavía lejos de la marca histórica de 5.218,86 del 30 de julio de 2015.

Los avances de hoy estaban ligados al repunte del precio del petróleo, que en el caso del crudo intermedio de Texas (WTI), de referencia en Estados Unidos, a la apertura de Wall Street subía un 2,93%, hasta los 46,07 dólares el barril. Este ascenso está vinculado con el anuncio de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de que para 2017 vaticina un aumento del 1,22% en el consumo mundial de crudo y el fin del exceso de oferta que se arrastra desde 2014.

Los expertos también achacan la euforia a los nuevos planes de estímulos monetarios que ultima Japón tras la victoria en el Senado del partido del primer ministro Abe.

Por sectores, media hora después de la apertura de Wall Street sólo uno estaba en rojo, el de empresas de servicios públicos, que cedía un 0,38 %, mientras que las alzas estaban encabezadas por el sector energético, que subía un 1,97 %.

De los treinta títulos incluidos en el Dow Jones, las ganancias estaban encabezadas por el grupo bancario Goldman Sachs (+2,70 %), seguido de Nike (+2,25 %) y de la química DuPont (+1,93 %).

Dentro de ese grupo, al frente de los retrocesos estaban Coca-Cola (-0,68 %), seguida de Procter & Gamble (-0,60 %) y de la cadena minorista Wal-Mart (-0,54 %).

En otros mercados, el oro bajaba hasta los 1.343,60 dólares la onza, la rentabilidad de la deuda pública a diez años subía al 1,4913 % y el dólar bajaba ante el euro, que se cambiaba a 1,109 dólares.

 

Fuente: elpais.com