El candidato republicano sorprende al mundo con su victoria, el dólar se depreció en el mercado FOREX ante las principales monedas. Fuertes subas del Euro, la Libra, y del Yen (USD/JPY). El Oro recorrió más de 60 dólares hasta un máximo en 1330, desde donde cede posiciones en estos momentos.

 

trump_presidente

 

El mundo se frota los ojos ante la sorpresa; los estadounidenses no. El nuevo presidente electo de los Estados Unidos de Norteamerica se llama Donald Trump. Y tras una carrera electoral llena de polémica y aparentemente igualada con Hillary Clinton, el candidato republicano ha logrado convertirse en el nuevo inquilino de la Casa Blanca y, desde esa sede, buscará “Make America great again» que rezaba su eslogan.

Un mensaje de orgullo nacionalista que ha logrado calar más allá de las zonas rurales de los estados del centro y el sur del país, sorprendiendo a todas las previsiones, y ha logrado el respaldo de estados como el ‘latino’ estado de Florida o el ‘simbólico’ Ohio. Comienza la era Trump con el objetivo de devolver, desde su punto de vista, a Estados Unidos al trono del país más importante del mundo y derrotar a la China en esta disputa y luchar también contra México en su ‘guerra’ comercial.

Y lo más llamativo es que ha logrado el triunfo no sólo derrotando a las encuestas, sino ganando a todo y a todos. Ha ganado a la opinión publicada, al propio partido, el republicano, al que representaba y con cuyo apoyo no ha contado y, sobre todo, a Hillary Clinton. Y a todo lo que ella representaba como candidata absoluta del ‘establishment’, del sistema al que tanto ha criticado y atacado Trump.

Eso sí, el camino para alcanzar sus objetivos se antoja complicado para Trump. La contienda electoral ha sido sin cuartel entre la demócrata y el republicano y, aunque el veredicto de las urnas ha dado por zanjada la disputa, las malas artes empleadas en este proceso ofrecen un escenario complejo: un país dividido y con cierto olor a ceniza tras el lenguaje incendiario que se ha empleado. Y unir ambas partes será complejo considera el politólogo Ignacio Martín-Granados. «Su lenguaje poco presidencial y, principalmente, su orgullo de no pagar impuestos complican mucho su mandato”, apunta.

Desde luego, el duro lenguaje que ha utilizado Trump en este proceso ofrece un escenario con fieles seguidores y fuertes detractores. Y el mundo, como apunta el autor de «Hillary Clinton versus Trump: el duelo del siglo», Jorge Díaz-Cardiel, “está con el corazón en un puño sobre su toma de decisiones en materia económica, inmigración y política internacional”.

 

Fuente: bolsamania.com