yellen-fed-700

 

La presidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen, ha afirmado que «el argumento para un alza de tipos de interés en EEUU se ha fortalecido en los meses recientes», en su esperado discurso en la reunión de banqueros centrales de Jackson Hole (Wyoming).

«A la luz de una persistentemente sólida evolución del mercado laboral y nuestra proyección de actividad económica e inflación, creo que la razón para un incremento de los tipos de interés federales se ha fortalecido en los últimos meses», señaló Yellen.

En este sentido, la máxima responsable de la política monetaria estadounidense indicó que la Fed espera un crecimiento moderado del PIB de EEUU, así como un fortalecimiento adicional del mercado laboral, además de un repunte de la inflación hacia el 2% en los próximos años.

De este modo, el banco central estadounidense sigue anticipando que un «aumento gradual» de los tipos de interés «será apropiado» para alcanzar unos niveles de empleo e inflación cercanos a los objetivos estatutarios de la Fed.

No obstante, la banquera subrayó que la capacidad de predecir la evolución de las tasas de interés en el tiempo «es bastante limitada» porque la política monetaria tiene que responder ante cualquier trastorno que pueda «zarandear» a la economía.

Las palabras de Yellen, que sugieren la buena disposición de la Fed para subir los tipos de interés este año, llegan apenas unas horas después de que el Departamento de Comercio haya revisado una décima a la baja el crecimiento del PIB de EEUU en el segundo trimestre, hasta el 1,1%, tras la expansión del 0,8% en los tres primeros meses del año.

La próxima reunión de política monetaria del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de la Fed tendrá lugar entre los días 20 y 21 de septiembre, cuando además el banco central ofrecerá sus nuevas proyecciones macroeconómicas y Janet Yellen dará una conferencia de prensa.

Sin embargo, la presidenta de la Fed no quiso comprometerse con los mercados y subrayó que la incertidumbre de las proyecciones macroeconómicas hace que la política monetaria no pueda guiarse por un «curso predeterminado».

Capacidad de respuesta

Por otro lado, Janet Yellen indicó que las proyecciones manejadas por la Fed en junio muestran un 70% de probabilidades de que los tipos de interés, actualmente fijados en un rango objetivo de entre el 0,25% y el 0,50%, despidan el año en algún punto entre el 0% y el 0,75% y cierren 2017 entre el 0% y el 2%.

De este modo, la banquera reconoció que las proyecciones a más largo plazo apuntan a que los tipos de interés se situarán en el 3%, frente a la media del 7% correspondiente al periodo entre 1965 y 2000, por lo que espera contar «con menos margen para recortar tipos del que se ha tenido históricamente».

En este sentido, Yellen recordó que en las últimas nueve recesiones la Fed ha recortado los tipos de interés entre 3 y 10 puntos porcentuales, o que sugeriría un déficit de unos 2,5 puntos porcentuales en la capacidad de respuesta del banco central a una nueva recesión, pero sostiene que las nuevas herramientas a disposición de la entidad, incluyendo compras de activos y orientaciones a futuro, pueden hacer suficiente una bajada de 3 puntos porcentuales.

«Pueden ser necesarias herramientas adicionales y serán sujetas a investigación y debate», dijo Yellen, quien defendió que «incluso si los tipos de interés medios permanecen más bajos que en el pasado, la política monetaria será capaz de responder eficazmente».

Fuente: eleconomista.es