300x200_bandera-fed-770

El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de la Reserva Federal estadounidense (Fed) ha mantenido en su reunión de junio los tipos de interés en un rango objetivo de entre el 0,25% y el 0,50%, donde se sitúan desde el pasado mes de diciembre, según el comunicado.

En esta ocasión, todos los miembros del FOMC han votado a favor de mantener los tipos en este rango relativamente bajo. Incluso Esther L. George, que en la reunión de abril abogó por incrementar un cuarto de punto los tipos, ha votado a favor de mantenerlos en esta ocasión.

El FOMC reconoce que «aunque la tasa de paro ha disminuido, las ganancias de empleo han disminuido. Por otro lado, el gasto de los hogares sigue fortaleciéndose».

«En este contexto, el Comité ha decidido mantener los tipos en el rango del 0,25 y el 0,5%. La orientación de la política monetaria sigue siendo acomodaticia, por lo tanto apoyando una mejora de las condiciones del mercado laboral y recuperar la tasa de inflación del 2%».

Proyecciones macroeconómicas

Esta reunión de junio también incluía la publicación de nuevas proyecciones macroeconómicas por parte del organismo monetario, que por otra parte han sido revisadas levemente a la baja. El PIB de EEUU crecerá un 2% en 2016 cuando en marzo se había anunciado un crecimiento del 2,2%. En 2017 el incremento será del 2% también, al igual que en 2018.

Por otro lado, la proyecciones para la tasa de paro se mantienen en el 4,7% para 2016 y 4,6% para 2017, pero para 2018 ha sido revisada al alza en 0,1 puntos porcentuales hasta el 4,6%, cuando en las anteriores previsiones se había pronosticado una tasa de paro del 4,5% para 2018.

Por el contrario, las previsiones de inflación se han revisado al alza para el año 2016. La Fed pronostica un incremento de los precios del 1,4% para el próximo año, lo que supone un incremento de 0,2 puntos porcentuales respecto a las anteriores previsiones. Sin embargo, el organismo ha dejado sin cambios las proyecciones de 2017 y 2018, cuando la inflación crecerá un 1,9 y 2% respectivamente.

Fuente: eleconomista.es