• La Fed podría subir los tipos más rápido de lo que se había previsto

 

yellen-incertidumbres-bandera-1

 

Las actas de la Reserva Federal dejan entrever la preocupación de organismo por la incertidumbre en algunas políticas clave como la fiscal, tras la elección de Donald Trump como presidente de EEUU. Los riesgos han aumentado en algunos campos, lo que puede influir a la hora de elegir el momento y el volumen de las subidas de tipos, según reflejan las actas sobre la reunión en la que se decidió la última subida de tipos.

«Los participantes han enfatizado la necesidad de ajustar el camino de la política monetaria a la evolución de las condiciones económicas», según destacaron los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC por sus siglas en inglés) en la reunión de diciembre, en la que se decidió subir los tipos en 25 puntos básicos hasta un rango objetivo del 0,5 y 0,75%.

Los economistas de la Reserva Federal «señalaron un número de riesgos, que si se llegan a producir, podrían llamar hacia un camino diferente de la política monetaria respecto al que se espera actualmente», que es un camino de subidas de tipos graduales y manteniendo el precio del dinero inusualmente bajo respecto a su tendencia a largo plazo.

¿Subidas de tipos más rápidas?

Además, «la incertidumbre respecto a la política fiscal y otras políticas económicas se ha incrementado. Aunque los participantes acordaron que aún es demasiado pronto para conocer qué cambios se implementarán y cómo afectarán a las previsiones económicas», destacan las actas.

Aunque los miembros del FOMC creen que hay un número importante de factores que pueden influir sobre las condiciones económicas, «la incertidumbre sobre la política fiscal complica la comunicación sobre el camino que van a seguir los tipos de interés».

Por otro lado, las actas muestran que han aumentado las posibilidades de que la tasa de paro caiga muy por debajo debajo de su tendencia a largo plazo, lo que «podría obligar al Comité a subir los tipos más rápido de lo que se había previsto para limitar el riesgo de una acumulación de presiones inflacionarias».

 

Fuente: eleconomista.es