En el comienzo de la semana las monedas de mejor rendimiento fueron las europeas. Si bien los datos económicos que se conocieron de Europa no llaman al optimismo, al menos dejaron de empeorar. El dólar tuvo un rendimiento dispar: cerró sin grandes cambios frente a las monedas ligadas a commodities y perdió terreno contra el yen y las europeas. Las bolsas tuvieron resultados mixtos y en general se trató de un lunes típico sin recorridos fuera de lo común en los mercados financieros.

El panorama se mantiene sin grandes cambios, aunque desde el forex surgen señales contradictorias. Mientras que el EUR/USD y el GBP/USD dan señales de querer continuar al alza, el AUD/USD y NZD/USD muestran cierras dudas y parecen necesitar de una debilidad mayor del dólar para trepar.

El yen subió contra el dólar, a un ritmo moderado, pero nuevamente el USD/JPY encontró soporte en torno a 82,00; frenando a la divisa japonesa en todo el mercado. La perspectiva para el yen sigue favoreciendo caídas generales.

El martes la semana seguirá ganando ritmo: si bien no habrá reportes económicos de los más movedores, las noticias desde Europa tenderían a seguir ganando momento, en Australia y en Canadá los bancos centrales decidirán sobre tasas y darán su visión sobre la actualidad mientras que en EE.UU. continuará el debate en torno al “abismo fiscal”.

Para destacar:

* Las ventas minoristas en Australia no registraron cambios en octubre (se esperaba una suba del 0.4%). Esto incrementó la especulación con que el banco central reducirá nuevamente la tasa de interés.

* El PMI manufacturo HSBC de China subió marginalmente y se situó en 50.5. Esto no evitó que la bolsa de Shangai marcará nuevos mínimos desde el 2009.

* Grecia presentó su plan de recompra de bonos. El objetivo del mismo es reducir el peso de la deuda. De salir bien y obtener un buen precio por los mismos, puede ser un paso hacia delante para salir de la crisis.

* El reporte PMI manufacturero (markit) del Reino Unido subió por encima de lo esperado, hasta 49.1; lo negativo es que aún se mantiene por debajo de 50. El PMI de la eurozona se situó, como era esperado en 46.2, lo que representa una leve suba con respecto a la lectura del pasado mes, pero fue suficiente para llegar al nivel más alto en 8 meses.

* Alemania y Holanda colocan deuda a 6 meses en el mercado a una tasa negativa.

* El banco Credit Suisse anunció que comenzará a poner tasas de interés negativas en los depósitos en francos suizos a sus clientes institucionales. Esto debe haber contribuido en la suba del EUR/CHF.

* España formalmente pidió fondos a la Unión Europea para destinarlos a su sistema financiero (un paso adelante en el pedido que había realizado meses atrás, no se trata de un nuevo pedido). El 12 de diciembre el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria recibiría €37.000 millones mientras que el Mecanismo Europeo de Estabilidad aportará fondos (€2.500 millones para el “banco malo”).

* En EE.UU. los gastos en construcción subieron 1,5% en octubre superando las expectativas (0.5%) mientras que el ISM manufacturero se contrajo y cayó a 49.5 desde 51.7. La caída del ISM fue la cuarta de los últimos seis meses.