Resumen y panorama

Un mejor ánimo en las bolsas a lo largo del mundo debilitó al dólar que cayó a lo largo del mercado, prolongado el descenso iniciado en la sesión americana del viernes. Las monedas ligadas a commodities fueron las principales beneficiadas que continuaron la recuperación contra el dólar. ¿Seguirá el buen ánimo?

Tanto el NZD/USD como el AUD/USD superaron resistencias y continuaron cuesta arriba hasta niveles claves. El AUD/USD llegó hasta 1.0400 donde encontró resistencia pero se encuentra empujando hacia arriba. Por ahora, si bien la tendencia de muy corto plazo sigue favoreciendo el alza, para seguir cuesta arriba necesitará del buen ánimo de los mercados. Similar situación aplica al NZD/USD y la zona de 0.8200.

Varios de los principales pares que tienen al dólar siguen rebotando desde soportes importantes. El USD/CAD continuó cayendo y encontró soporte por encima de 0.9950, una zona relevante. Recordemos que el viernes el par cotizó en máximos en meses por encima de 1.0050.

Es decir, que por ahora la caída del dólar ha llegado hasta soportes importantes. ¿Lograrán contener la caída? De no hacerlo, lógicamente el descenso debería de acelerarse. Pero precaución porque así como cada vez que el dólar trepó y rompió temporalmente niveles clave y luego revirtió la dirección, lo mismo puede suceder pero al revés.

Nada parece claro en los mercados financieros de cara a fin de año y esto tiene su repercusión sobre el forex. El incremento en la volatilidad en las bolsas no es un buen augurio para los activos de renta variable.

Sobre el cierre del día, la rebaja de nota de Francia hizo retroceder al euro en el mercado. El EUR/USD había logrado subir por encima de 1,28 y habilitar una suba mayor, pero primero frenó en 1.2820 y luego retrocedió con el anuncio de la agencia calificadora.

La libra corrió por detrás durante todo el día. El GBP/USD no pudo superar 1.5920/40, lo cual necesita hacerlo para habilitar una suba mayor. Pese a eso, se mantiene de todas formas cerca de dicho nivel, expectante.

 Esta vez hubo una sintonía en el mercado: el dólar cayó en línea en todo el mercado.

El yen por su parte tuvo un respiro durante la sesión europea pero luego se debilitó nuevamente. Varios cruces que contienen al yen, se debate en zonas claves. ¿Tendrá el Banco de Japón las llaves para que sean quebrados habilitando una caída mayor de la divisa en el mercado? En horas la institución monetaria asiática decide sobre tasas de interés y programa de compras.